The Alchemix propone por concepto. Se compone de una zona de coctelería y otra de comedor -ya con menú degustación- que comparten esencia para crecer. Fruto del estudio culinario y gastronómico de ambos propietarios, el comensal es recibido por varios macerados y The Alchemix Table, la tabla periódica a imagen de la usada por los alquimistas, donde Ussía explica la base de sus creaciones, los productos utilizados, su longevidad, las sensaciones en boca,… El comedor, que recibe con tonos ocres y un gran mural de bosque, remata la experiencia y cuadra la propuesta entre platos y copas. Todos ellos, también los cócteles, definen una línea gastronómica que hermana Cataluña con Asia. Aunando saberes.
.
The Alchemix abre por la tarde para el afterwork entendido, para amenizar con alegrabocas y cócteles especiales. Tras ésta, y antes del restaurante, o para la previa o el post de la cena, un sofá y dos mesas altas dirigen la mirada a sendos cuadros del artista italiano Giuseppe Arcimboldo, quien recrea el rostro humano a partir de flores y frutas. Los mirarás y entenderás. La alquimia habrá hecho efecto.

……